martes, 23 de septiembre de 2014

viernes, 12 de septiembre de 2014

El abuelo

Su empresa era digna de admiración. Llevaba viudo ya muchos años y no había dejado descendencia. 

No tenía tiempo libre, pues daba clases de apoyo en un instituto, realizaba manualidades y bricolaje con sus excompañeros de milicia, practicaba deporte... Y hacía algo más: dos horas dedicaba a ello.